ATASCO DE PAPELES EN LOS TRIBUNALES ESPAÑOLES

No quiero ser pesimista, pero nuestro país se ha convertido en un referente de lo que no hay que hacer. Los Tribunales de  Justicia en España acumulan papeles, como si se tratase de almacenes.

 

Hay que destacar que la Justicia da ciertos signos de desorganización debido a una saturación  de trabajo en los tribunales que tiene como consecuencia una inquietante falta de ejecución de las penas impuestas. Los jueces se hunden, por no decir se ahogan, bajo los expedientes. Se ha denunciado que mas de 270 000 juicios de los tribunales penales (delitos castigados con penas de cinco años de encarcelamiento o más) estaban en espera de ejecución a finales de 2007,  según ha revelado el Consejo General del Poder General, organismo que  ha  llevado a cabo una inspección de todos los tribunales a raíz de ” el asunto Marido Luz”. Si se añade a eso, los juicios asignados a otros tribunales (de lo Civil y de lo Social, de lo Contencioso Administrativo) podemos denunciar que más de 400 000 decisiones judiciales están a la espera de ser ejecutadas

 

Los motivos de este atasco judicial son varios y también conocidos por todos los responsables del poder político, legislativo y judicial.

·        Descoordinación: los tribunales españoles no están conectados a una red informática única. El descuido de las autoridades y la transferencia de competencia de la justicia a ciertas comunidades autónomas contribuyen a que un tribunal de Murcia, por ejemplo, no tenga información sobre un juicio ocurrido en un tribunal ubicado Sevilla o de una instrucción judicial llevada a cabo en Huelva.

·        Los medios puestos a disposición de las jurisdicciones penales son insuficientes.

·        El personal de los tribunales, en una proporción fuerte, se componen de interinos que tienen contratos temporales, no posibilitando una continuidad en el trabajo realizado.

·        Leyes aprobadas recientemente han  aumentado la carga de trabajo de los jueces, ya que para el cumplimento de las nuevas leyes y la ejecución de las penas impuestas, no se ha asignado mas medios para hacer frente a ello. Como ejemplo podemos citar la puesta en marcha de los denominados “juicios rápidos” en el año 2003. Su aplicación conllevó una avalancha de nuevas condenas que de las cuales muchas  aun no se han ejecutado.

·        Es también el caso de la  Ley Integral contra la Violencia de Género, tachada de ineficaz,  parte de la ineficacia de esta Ley se debe a la falta de medios de la que se ha dotado para poder tomar decisiones judiciales que protejan aquellas mujeres que han sido victimas de malos tratos por parte de su pareja. Los tribunales ordinarios están inundados de expedientes pendientes, y muchos jueces tiemblan cuando se produce una nueva victima por si forma parte su denuncia del atasco judicial.

·        La politización de la justicia española no hace nada para arreglar las cosas. Desde diciembre de 2006, la renovación del CGPJ está paralizada porque ningún acuerdo ha sido posible entre socialistas y conservadores.

 

 

Para solucionar una problema, el primera paso consiste en reconocer que existe y asumirlo como tal. Sin embargo el ministro de Justicia, el Señor Bermejo sigue negando que en España la Justicia esté atascada. Es la suspensión del estado de derecho. Es muy grave.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s